Digno de Estudio, El Rechazo de Un Proyecto Para el Pueblo o la Capacidad Destructiva de la Revolucion Bolivariana

julio 15, 2011

A Guillermo Mantovani y tantos otros soñadores…

Calle Real de Chuspa

Yo “conocí” a Guillermo Mantovani (@ cplpesca) a través de Twitter, del mismo modo que el “se reunió” con el Jefe de Insopesca, el Instituto de pesca que tiene que aprobar los aspectos técnicos de su proyecto para él poder obtener financiacimiento del Gobierno. El Jefe de Insopesca le pidió que volviera a presentar su proyecto rechazado, el cual fue rechazada de nuevo. Sólo le pedí que me enviara el material en su proyecto. Si bien es fácil escribir acerca de los números macroeconómicos y distorsiones en la economía, es el material micro el que realmente nos cuenta la historia de lo que está pasando en la Revolución Bolivariana de Chávez. Pero al final, ambos conducen a la misma conclusión, la revolución destruye en nombre de la ideología, pero es la misma “ideología” la que no le permite construir nada. Todo se queda atracado en la mente vacía y poco práctica de los burócratas, que nunca han construido nada, pero viven cómodamente de su salario y los beneficios que reciben del Gobierno. Mientras tanto, Guillermo y las personas que podrían beneficiarse de su proyecto, esperan la eterna promesa de una revolución inexistente y de la ideología en constante evolución y distorsionada que está detrás de todo eso.

El Sr. Mantovani vio el pueblo de Chuspa, en la costa del estado Vargas, por primera vez, en el ’99, justo antes del deslave que destruyó ese Estado (otro fracaso de reconstrucción, aunque la destrucción no se le pueda culpar a la revolución). Le gustaba la ciudad y la zona y sintió que mudarse a Chuspa le proporcionaria un buen equilibrio, un retiro activo en un lugar que necesita de todo, un cambio de ritmo y una purificación de la mente, lejos de lo que llamamos la civilización. Poco a poco, se convirtió en un residente aceptado de Chuspa.

Su diagnóstico de la ciudad fue muy claro: Los bajos niveles de educación, la falta de atencion medica, un enorme desempleo, sub-empleo en la pesca y las pocas oportunidades para las mujeres, lo cual destruye su autoestima y sus vidas. El Sr. Mantovani se involucró. Él ayudó a mejorar los servicios de telefonía. Ayudó a que algunos “Info-Centros” fueran instalados allí para dar a las personas acceso a Internet. Habló con cientos de personas, incluyendo a Chávez, quien visitó Chuspa en el año 2003. Él participó en la Misión Sucre y Misión Ribas. La carretera mejoro después de la visita de Chávez, pero el desempleo y el sub empleo en la pesca se ha generalizado. Él comenzó a organizar a los pescadores de la ciudad y cerca de ella. Cuando el gobierno inventó las cooperativas, ya tenían dos, el número llegó a ocho. El interés en las cooperativas por parte del Gobierno se acabo, fue otra moda Bolivariana, el tuvo que abandonar la zona durante dos años, los recursos nunca llegaron, las cooperativas murieron. Ya ni existen.

Quioscos a lo largo del Malecón, Chuspa

Él nunca perdió el contacto y cuando PDVAL fue creada, se intreso a PDVAL ​​en la pesca y sus productos, PDVAL financió un centro de acopio, 100 barcos de los pescadores y prometió una planta de procesamiento. Los precios del petróleo cayeron, el dinero se gastó sólo en camisetas, gorras y el transporte a los mítines políticos. No pasó nada.

El Sr. Mantovani decidió entonces iniciar una empresa y presentó una propuesta titulada: “La recuperación y el desarrollo de la tejido socioeconómico del Litoral central, mediante la activación de pueblos pesqueros turisticos”. El plan contempla iniciar una empresa que se encuentre en plena actividad en 120 días, la creación de empleos, especialmente para las mujeres, que sólo puede aspirar a tener trabajos de limpieza por parte del Gobierno regional. El objetivo era crear 700 puestos de trabajo, entre los pescadores y la planta de procesamiento, incluyendo 220 puestos de trabajo para las mujeres.

Quiosco de Juana, Chuspa

La empresa aportaría a todos los pescadores los materiales,desde la gasolina, las carnadas, el hielo necesario. Estableceria los centros de acopio que funcionarian 24 horas al día y adquiriria la infraestructura necesaria para su procesamiento. Una planta llave en mano, de 5Toneladas/dia sería comprado a una empresa española y la empresa establecria la distribución, incluida la fabricación de hielo en Chuspa, el transporte a los mercados, un centro de distribución cerca de Caracas.Se comprarian 25 lanchas y 15 “Palangreros” , el tipo de barco que lleva una serie de anzuelos en un arreglo debajo de ella. La propuesta detalla los plazos, métodos e incluso un plan de ahorro y planes de la independencia de los pescadores. Presenta un estido de mercado y todas sus posibilidades, incluso el tipo de pescado que se procesaria y se venderia, con énfasis en la venta a las tiendas de PDVAL, pesacderias pequeñas y si hubiera exceso de producción a los restaurantes y mercados más grandes.

El proyecto solocitaba Bs. 30 millones en financiamiento, unos 7.000.000 de dolares al tipo de cambio oficial. La compañía es propiedad del Sr. Mantovani, pero se comprometia a dar 20% de la empresa al Consejo Comunal de Chuspa, una vez que se obtuviera el financiamiento. La compañía daria del 5% de sus ingresos brutos para responsabilidad social y el 5% para mejorar las condiciones del personal. El consejo comunal de Chuspa respalda el proyecto y el mismo tiene otras aprobaciones de las entidades gubernamentales.

¿El problema?

Con el fin de obtener financiamiento, Insopesca, el Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura tiene que dar su aprobación técnica del proyecto. El proyecto fue rechazado una vez y al ser presentado de nuevo por el Sr. Mantovani fue rechazado después de un intercambio a través de Twitter con el Sr. Gilberto Giménez, presidente de Insopesca. He aquí un extracto del segundo rechazo, la negación “técnica” del apoyo necesario para el proyecto para recibir financiamiento:

A esto llaman la evaluación técnica del proyecto. Incluso parece que ni siquiera se molestaron en leerlo, ya que el 20% de la empresa se le daría a los consejos comunales. La evaluación ni siquiera considera alguna de las partes de los proyectos propuestos, su viabilidad, el hecho de que va a generar empleo en una zona que no tiene fuentes de empleo que no sea el Gobierno local. Es sólo “paja” ideológica por alguien que no tiene idea de como llevar a cabo un proyecto. ¿Que importan los habitantes de Chuspa y los pescadores?. Ellos que sigan viviendo una situación precaria, pero ideológicamente llevaran vida “pura”. A eso llaman amar “el pueblo”.

Apuesto aque los que pidieron financiación para fabricar camisas rojao o la fábrica de gorras, lo consiguió. Pero el Sr. Mantovani se atrevió a soñar, quería ayudar, adaptó su estructura a las directrices del Gobierno, las cooperativas de entonces, consejo comunal ahora. También ajustó la estructura para acomodarla a la idiosincrasia, las costumbres y los problemas de Chuspa. Lo intentó, pero algún burócrata le disparó en el nombre de la ideología.

Pero, como el Sr. Mantovani, más o menos me dijo, ya sea en un correo electrónico conmigo o en uno de los muchos documentos que me envió: “Parece que cuando se trata de hechos, algunos de nosotros somos más socialistas que otros”

Tambor de la plaza, Chuspa

Todas las fotografías son cortesía de Guillermo Mantovani

About these ads

Una respuesta to “Digno de Estudio, El Rechazo de Un Proyecto Para el Pueblo o la Capacidad Destructiva de la Revolucion Bolivariana”


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: